• La carretera, de Cormac McCarthy

Si los números significan algo, quiero agradeceros 100 entradas, 6.000 visitas y 2 años de blog con una reseña que tenía pendiente. Esta barbaridad de novela la leí justo antes de abrir el Deborahlibros y siempre me quedó la espina de no poder hablar de ella. Como no quiero sacarlo a colación cuando Cormac nos deje, he pensado que es un adecuado regalo de cumpleaños para el blog, 
la reseña no, claro, el libro. El pedazo de libro.


Esta vez empiezo por el final: 

Recomendación: para quienes quieran una sacudida literaria desde los cimientos hasta las sienes. 

La carretera, de McCarthy es uno de esos libros que cuando vas leyendo por la página cinco quieres echarte a llorar porque ves que tienes en tus manos una obra de arte. Cuando lo acabas juras devoción a su autor en un altar porque, cagüenlalechepuñetera, no se puede escribir mejor. Sales y te compras dos o tres más del autor. (Yo lo concatené con No es país para viejos) Y cuando te preguntan por él dices que estará en las listas de lectura obligatoria en las facultades. No voy a dar la brasa con el estilo McCarthyano, que da para una tesis doctoral, pero pocos, muy pocos, dominan o han dominado los silencios como él. No obstante, esta obra no es recomendable para todos los públicos, a más de uno le he soltado el “ni se te ocurra”. Por la temática, por la asfixia, por la salvaje pérdida de fe en el ser humano del autor. A treinta páginas del final, es un decir, rezaba para mis adentros, por favor, que el buen hombre (octogenario, ya) no se decida por el final existencialista o me abro las venas aquí mismo. No os digo si lo hace o no, leedlo vosotros mismos. ¿Qué de qué va? Podéis buscar  la sinopsis en google, hay montañas de reseñas, algunas destripan el libro de forma inmisericorde, yo os lo dejo en una frase: de la deshumanización de nuestra especie.

NOTA DE PRÉSTAMO: Lo tengo, lo miro, lo cuido.

6 comentarios :

  1. A mi este libro me produjo desasosiego. Y mira que busqué cual era la palabra concreta para hacer la reseña... y dudaba entre desesperanza o desasosiego.

    Estoy de acuerdo que es una muy buena novela, pero hay que tener ganas de leerla, a mi a ratos me costaba, no porque no me gustara cómo escribe McCarthy, sino porque la sensación que me dejaba cuando acababa una página era de desazón, o desasoiego...

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con el desasosiego, buen rollo "buscadlo en otra canción" que diría el Sabina; pero es que mira que los humanos somos lo peor de lo peor... y cómo lo radia Cormac. Es dura de leer, es cierto, por eso no la recomiendo a todo el mundo. A mí no me costó, quizá porque iba deleitándome en la forma y ese ejercicio me ayudaba a "tragar" mejor el contenido... en todo caso, gracias por los comentarios, jeffreyabbot.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Muchísimas gracias, Vloj!! pero, para fieras, las de la patrulla, que son buenísimas... Y, por lo que veo en tu blog, estamos de acuerdo en más de una cosa además de que esta Carretera es magnífica.¡Salud!

    ResponderEliminar
  4. No sé qué ha pasado. Una vez publicado el comentario ha desaparecido. Lo recupero del correo. El usuario Vloj dejó este comentario el día 10-07-2011 a las 11:47...

    Hola, menudo Blog que tienes... te descubrí en Patrulla de Salvación y he estado ojeando tus post y a cual más bueno... también, rodeándote de obras maestras uno casi no puede ver fallos...
    Felicidades por el blog, por las 100 entradas y por tu amor a la literatura, es palpable en cada esquina de este pequeño univero que has creado...
    De La Carretera decirte que es magnífico... se huele el miedo, se palpa la sequedad... ese apocalípsis que espero no non invada Cormac lo ha plasmado mejor que nadie!
    un saludo:
    VLOJ.

    ResponderEliminar
  5. Estoy muy de acuerdo con tu entrada. De hecho, me quedé con ganas de catalogarlo como obra maestra en la reseña de mi blog. La mesura me pudo y no me arrepiento. Siempre quedan una, dos, diez relecturas.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por el comentario, Arrecogiendobellotas, no conocía tu blog, lo ficho. He echado un vistazo muy somero, lo justo para ver que todo lo que estamos de acuerdo con Cormac no lo estamos con Chesil beach... jajaja, pero para gustos están los colores. Pienso dedicarle un rato más largo, seguro que saco más de un fichaje. ¡Salud!

    ResponderEliminar